GÉNESIS DE UNA SOCIEDAD PLURINACIONAL E INTERCULTURAL

13346494_1194311550579186_7658063635970159361_nSucua, Ecuador: Ecuador es un país sumamente diverso, tanto en el ámbito natural como en lo cultural. A parte de la población mestiza, afroecuatoriana y los llamados Montubios, el país cuenta con 14 diferentes nacionalidades y 18 pueblos indígenas.

 

Al respecto, revisemos lo que establecía la Constitución de 1830:

Artículo 12. Para entrar en el goce de los derechos de ciudadanía, se requiere: (i) Ser casado, o mayor de 22 años. (ii) Tener una propiedad raíz, valor libre de 300 pesos, o ejercer alguna profesión, o industria útil, sin sujeción a otro, como sirviente doméstico, o jornalero.  (iii) Saber leer y escribir.

 

Es decir, el indio, el negro no eran considerados ciudadanos, norma política que se mantendrá durante el siglo XIX. Las constituciones del siglo XX, hasta la de 1967, fueron más sutiles en desconocer la ciudadanía de las comunidades indígenas y afroecuatorianas.

En esta Constitución se decía:

Art. 21. Son ciudadanos ecuatorianos los mayores de 18 años que saben leer y escribir y están, por tanto, en aptitud de ejercer los derechos políticos que establece la presente Constitución.

 

Los puntos descritos anteriormente son algunos de los elementos constitutivos de los Estados hegemónicos y excluyentes; Estados que se incorporaron gracias a la explotación de los pueblos, del desconocimiento de los derechos ciudadanos; gracias a la instrumentalización, del conocimiento, la religión la represión física y psicológica ejercida desde la sociedad dominante y de sus instituciones.

 

Se trata de  prácticas, racionalidades que fueron históricamente cuestionadas, combatidas en diferentes dimensiones por los pueblos y nacionalidades, como por ejemplo los múltiples levantamientos realizados en la historia;  el levantamiento de junio de 1990, en el cual se planteó la necesidad de refundar el país, definiéndolo como Estado Plurinacional.

 

La contundencia del levantamiento de 1990 legitimó la lucha política y cultural de las nacionalidades y pueblos, contribuyó a que la sociedad tomara conciencia de la importancia de la diversidad cultural del país, a que la academia innovase sus programas e introdujera en sus planes  de estudio temas como la diversidad, la interculturalidad, el bilingüismo; a que en la Constitución de 1998 se incluyeran los Derechos Colectivos de los Pueblos “autodenominados nacionalidades”.

 

El preámbulo de la Constitución del Ecuador, vigente desde el 2008 señala la decisión de construir una nueva forma de convivencia ciudadana en diversidad y armonía de la naturaleza para alcanzar el buen vivir, el sumak kawsay (Buen vivir, palabras de origen Kichwa). Más adelante, al desarrollar los principios fundamentales del Estado,   se reconoce a nuestro país como intercultural y plurinacional y se define el concepto de nacionalidad ecuatoriana como un vínculo jurídico de las personas con el Estado, sin perjuicio de su pertenencia a alguna de las nacionalidades indígenas que coexisten en el Ecuador plurinacional.

 

Siguiendo las disposiciones constitucionales, surge el Plan Nacional para el Buen Vivir 2009-2013. El mismo que constituye un primer paso para la construcción del Sistema Nacional Descentralizado de Planificación Participativa, cuyo fin es descentralizar el poder y construir el Estado Plurinacional e Intercultural que permita alcanzar el Sumak Kawsay de los y las ecuatorianas. Se plantearon doce objetivos nacionales, entre ellos el Objetivo 8: “Afirmar y fortalecer la identidad nacional, las identidades diversas, la plurinacionalidad y la interculturalidad”.

 

Para construir una sociedad democrática y pluralista la orientación estratégica busca la transformación en tres planos:

  1. el socio–económico, para asegurar la igualdad;
  2. el político, que permita cambios en las estructuras de poder, de manera que la diferencia deje de ser un elemento de opresión;
  3. y el socio–cultural, encaminado al reconocimiento de la diferencia y a abrir las posibilidades para un aprendizaje entre culturas.

 

El Consejo Nacional de Desarrollo de las Nacionalidades Indígenas y Pueblos del Ecuador reconoce a estos grupos minoritarios bajo el amparo de 14 nacionalidades y 18 pueblos indígenas. A ello, nos permitimos añadir al componente social del Ecuador a los pueblos afro-descendientes y a los pueblos montubios.

 

Para mí, como Abogado y activista social de los Derechos Humanos en el Ecuador y miembro de varias organizaciones Humanitarias en diferentes Países del mundo, esto representa una riqueza enorme en nuestro ámbito cultural y social. Pero  desafortunadamente, no todos lo vemos así: aún existe mucha discriminación y regionalismo hacia nuestros ciudadanos indígenas mi pueblo sigue siendo oprimido y usado con fines políticos para alcanzar sus intereses económicos, una vez conseguido se olvidan de nuestros pueblos y nacionalidades.

 

Existen varios indicadores, entre otros, la alta tasa de mortalidad infantil, desnutrición, enfermedades venéreas, mortalidad materna, y el alto grado de analfabetismo entre la población indígena de las comunidades más alejadas de la población rural donde se puede acceder en canoas, avionetas, a pie y en  animales de carga, esta triste situación socio-económica es debida en gran parte a la exclusión de nuestros pueblos y la poca ayuda que reciben, en Ecuador, tanto como en el resto de Latinoamérica y del mundo, los pueblos indígenas conforman el grupo más pobre y vulnerable de la sociedad. Por lo tanto, cabe destacar que el trabajo con las organizaciones y nacionalidades indígenas es sumamente importante para el desarrollo de sus comunidades y el mejoramiento de sus vidas.

 

Desde el año 2000, colaboro en diferentes organizaciones sociales,  para  programas de Desarrollo social-comunitario en interculturalidad en Capellanes en Acci13323331_635450603273382_7973690741750863689_oón Rompiendo Fronteras Internacionales-CARFI, Cdhu Ecuador Ong. Internacional y desde 2016 inicio una nueva cooperación Internacional de Noble Orden de la Excelencia Humana NOHE-ONU,  Con mi oficina en la Delegación Regional de la Amazonia, Asesor Jurídico Regional de la  Amazonia,  Comité  de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas del Ecuador-Cdhu Ecuador Ong. Internacional y como Prime Minister Intercontinental Parlamient Human Rights/NOHE to Defend the Peoples and Indigenous Nationalities (Ministro Intercontinental parlamento de Derechos Humanos / NOHE para defender los pueblos y nacionalidades indígenas), vivo en medio de la diversidad y comparto talleres, seminarios y gestión para el desarrollo comunitario.

 

Dentro de mi trabajo hay un enfoque fuerte en la construcción de un Estado plurinacional. Ecuador se declaró Estado plurinacional e intercultural en su nueva constitución del 2008. Esto es un reconocimiento importante para las diferentes culturas del Ecuador, pero también es un proceso completamente nuevo y, como todos sabemos, los cambios no se logran de un día para otro.

 

En busca de la mejor manera de manejar este proceso, viajo constantemente a las diferentes Provincias de la Región Amazónica y Sierra del Ecuador,  para observar  y participar en cada una de las culturas, que está pasando por un proceso similar. Allí entrevisté a diferentes líderes comunitarios de cada Región al igual que puede compartir ideas con autoridades de gobierno y  académicos ya que existe una gran necesidad de especialistas en esta área.

 

Esto me ha permitido conocer el tema en profundidad y verlo desde diferentes ángulos. El resultado es un análisis comparativo entre las culturas y nacionalidades: Las entrevistas y los demás textos que escribiré de  ahora en adelante serán usados para las publicaciones de NOHE en su plataforma web: ETHNICITY INDIGENOUS AFFAIRS COMMISSION a favor de este proceso.

 

Continúo  aportando a la construcción de una sociedad plurinacional e intercultural estoy  organizando un seminario para jóvenes líderes indígenas para fortalecer sus capacidades y debatir el desarrollo humano ‘Sumak Kawsay’ o ‘buen vivir’, la democracia, la situación de los pueblos indígenas, Derechos Colectivos, Derechos Humanos  y mucho más.

El próximo mes de Agosto del 2016, en la Ciudad de Guayaquil se realizara el primer Seminario Internacional con la presencia de altos delegados en la Defensa de los Derechos Humanos de los Pueblos y nacionalidades indígenas de Latinoamérica con la expectativa de recibir aproximadamente 1000 participantes de todo el País.

 

Con este trabajo espero contribuir a un mundo más justo y equitativo, que exista un balance entre la justicia y la equidad,  un mundo donde todos dejemos hullas para nuestros hijos, respetemos y apreciemos a nuestro prójimo, aunque todos somos diferentes, pero somos iguales en Derechos y Justicia. La diversidad no debe ser fuente de discriminación, sufrimiento, y pobreza. Debe  ser fuente de Riqueza, social y económica en todos nuestros países de Latinoamérica y el mundo.

 

 

 

 

 

 

 8S0B5587

Dr. Ernesto Pucuna Buñay

                       Abogado

Indígena de Nacionalidad Kichwa-Puruha